Hub ciclista de la Costa Daurada: ¿Qué rutas tenemos en Cambrils?

La ubicación de Cambrils la convierte en un auténtico hub de rutas, servicios y hoteles para el ciclista que quiere conocer todos los matices del paisaje de la Costa Daurada. Para quien se acerque aquí, es importante saber que todas las opciones ciclistas están cubiertas, que todos tienen una forma para disfrutar a su manera de la bicicleta, desde salidas cercanas o por el municipio, en familia, a marchas largas y duras por las comarcas de alrededor.

Rutas ciclistas en el municipio de Cambrils

En el corto radio, Cambrils tiene una red de rutas dentro del mismo municipio, perfectamente señalizadas, que permiten conocer el paseo marítimo y el casco histórico, pero también, los alrededores, con campos de cultivos y caminitos cargados de belleza, medio escondidos, donde disfrutar de la bicicleta en familia.

Si el frontal marítimo ofrece hasta nueve kilómetros de bicicleta paralelos al mar, desde levante a poniente, el interior está marcado por varias rutas, algunas incluso se pueden hacer a pie, pero todas en BTT.

En las rutas saludables diseñadas por el municipio se proponen dos formas de disfrutar de la bicicleta en Cambrils. La primera, como hemos dicho, por dentro del municipio,es perfecta para BTT, con salida y llegada en el Parc del Pinaret y que recorre parajes muy poco frecuentados del municipio, alternando tierra, gravilla y pistas asfaltadas, conectando con pueblos vecinos y conociendo sitios tan singulares como el Parque Samà y el  Mas del Teigells.

Para probar un poco más allá, hay una propuesta que sale de Cambrils para hacer unos sesenta kilómetros de dificultad controlada por carreteras, siempre asfaltadas y poco transitadas.

Cicloturismo de gran fondo en Cambrils

Si fijamos la vista más lejos, si pensamos en lo que habrá en el otro lado de las montañas que rodean el municipio, Cambrils está cerca de todos los sitios más emblemáticos de la Costa Daurada, sitios a tiro de bicicleta, para ciclistas de todos los niveles con diferentes grados de exigencia.

Si quieres desnivel toma la ruta hacia la Teixeta, por encima del Pantano de Riudecanyes, pasado el puente de Duesaigües. Es la puerta del Priorat, territorio de una cronoescalada que hacemos la gente del lugar desde hace 36 años para disfrutar de la bicicleta”. Nos lo dice Juan Francisco Domingo, presidente de la Penya Ciclista Cambrils

Pasar Duesaigües es entrar en El Priorat, una maravilla para el ciclista de carretera, un vergel de paisajes y ascensiones. Ofrece todo tipo de subidas, algunas muy duras como Escaladei, sitio ideal para conocer en bicicleta, otras encadenando dureza por en medio de los viñedos de la comarca, y otras acercándose a sitios más lejanos pero llenos de atractivo ciclista, como la Mussara y las montañas de Prades.

Para machacar el llano, coger la bici aero y rodar fuerte, está la antigua carretera nacional hacia la Atmella y El Perelló. “Se trata de una carretera poco transitada, ahora que han puesto gratis las autopistas, salvo el trasiego entre campings en verano. La Atmella está a unos 35 kilómetros y el arcén está transitable. Si llegamos a El Perelló, lo haremos a la puerta del Delta del Ebro, un sitio infinito para ir en bicicleta, aunque quizá no en verano por el calor”.

Si el viento viene del Ebro, entonces “tenemos la opción de ir hacia arriba y subir por la Vía Augusta  hasta pueblos tranquilos como Constantí, Montferri y Santes Creus. También puedes irte hasta Reus y Vila-seca” comenta Joan.

En el caso de querer ampliar todavía más el radio y tomemos el coche, accedemos a zonas como las de Montblanc y toda la Conca de Barberà “con mucha carretera bonita y verde para la primavera”. Al sur está la Terra Alta a una hora de coche. Aparcando en Gandesa o Móra d´Ebre se puede llegar incluso a Valderrobles, el primer pueblo de Teruel”.