LA COCINA DE CAMBRILS

DUALIDAD HARMÓNICA

Los orígenes de la restauración en Cambrils están arraigados a las barcas de los pescadores que salían al mar y preparaban a bordo su “ranxo”. Esta cocina tenía todos los ingredientes para ser excepcional por su privilegiada situación geográfica que se beneficiaba de los cultivos en tierra y la pesca en el mar.

La cocina de los restaurantes de Cambrils, aun siendo esencialmente marinera, ha sabido sacar provecho de la larga tradición agrícola de la zona, un territorio singular que en un radio de pocos kilómetros abarca el secano y el regadío, la montaña y el llano y el mar abierto.

El PESCADO FRESCO de Cambrils

Los pescadores de  Cambrils llenan sus barcas de lo bueno y lo mejor de nuestro mar: pescadillas, boquerones, caballas, pulpos, palometas, salmonetes, calamares, galeras, doradas, bacaladillas, sardinas, meros, lenguados… Después  de clasificar y limpiar, a bordo, el pescado se cubre de hielo para conservar toda su esencia y frescor. A continuación, y una vez en puerto, se procede a etiquetar las cajas según destino.

Si hay un producto estrella son las  GALERAS, el crustáceo de los pobres que se ha convertido en un producto de reconocida calidad. En tiempos pasados, en las casas de los pescadores de Cambrils, a menudo se podían comer galeras, langostas, bogavantes, crustáceos que, por su abundancia en el mar, todavía no habían adquirido la categoría de lujo.

Les galeras, elaboradas con fideos, sofritas, a la brasa, estaban igualmente presentes en las mesas y se llamaban popularmente «langostinos de pobre».

Muchos pescadores de Cambrils alaban el gusto exquisito de la galera. Según aseguran, las mejores galeras son las huevadas. Son buenísimas a la brasa, con sal y un chorrito de aceite de oliva, sin ningún ornamento más. Así se hacían en mar y en tierra.

Conocedores de las posibilidades de la galera, los restaurantes de Cambrils la han colocado en el lugar que se merece, en la carta de sus establecimientos. Otra muestra del reconocimiento que ha adquirido este marisco es la celebración en febrero de las Jornadas de la Galera de Cambrils.

También destacamos las jornadas gastronómicas  de otro fruto de mar muy arraigado a nuestra cocina, el CALAMAR, un alimento que gusta a todos, es un producto versàtil, Km0 de Cambrils que combina muy bien con nuestro aceite de oliva y las verduras de nuestra huerta.

La HUERTA de Cambrils

Cambrils se extiende por kilómetros de campos de cultivo que le confieren diferentes colores y contrastes, un territorio genuinamente mediterráneo donde destaca el aceite de oliva arbequina, los avellanos, las algarrobas, así como las frutas y hortalizas que proveen al municipio de productos de la tierra de primera calidad.

Destacamos nuestro  ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA elaborado en Cambrils de gusto suave y afrutado, que proviene exclusivamente de las olivas producidas en nuestro término, un aceite excelente galardonado en numerosas ocasiones en certámenes nacionales e internacionales y base de la cocina cambrilense.

El calendario gastronómico de Cambrils siempre va ligado a productos de temporada. Llega el otoño, los agricultores se ponen en marcha y los molinos calientas motores para la elaboración del aceite de oliva nuevo.

Si te gustan las  ALCACHOFAS, tienes la excusa perfecta para visitar y degustar uno de los productos estrella de la huerta de cambrilense: la variedad blanca de Tudela que, cultivada a nivel del mar, marida a la perfección con arroces, fideos y guisados de pescado. Es por este motivo que restauradores del municipio confeccionan, cada año, un menú con la alcachofa como ingrediente protagonista para acercar las calidad y propiedades  de este icono gastronómico a la mesa de locales y visitantes. Una de las experiencias de obligado cumplimiento en el calendario gastronómico de Cambrils, que pretende dar a conocer los productos de temporada y de proximidad, a través de recetas tradicionales y vanguardistas.

No podemos acabar esta sección sin hablar de en elemento imprescindible en la cocina de Cambrils que aúna tierra y mar, el  ROMESCO. Una deliciosa salsa elaborada con productos del campo; aceite, almendras, avellanas tostadas, tomates, pimiento de romesco (la ñora), ajo, cebolla y pan y que acostumbra a acompañar los platos de pescado.